Talayuela ya está más cerca de albergar una planta fotovoltaica de nueva generación

Dicha planta supondría la creación de 1.050 puestos de trabajo durante su construcción y 50 puestos fijos durante su explotación

Representantes del ayuntamiento de Talayuela, Genia Global Energy y Canopy junto a los responsables de uno de los grupos inversores

La compañía Genia Global Energy junto con Canopy tiene previsto construir una planta fotovoltaica de nueva generación en Talayuela. Tras de 5 años de negociaciones está a punto de cerrar el acuerdo para construir  dicha planta solar, que generaría 1.050 puestos de trabajo en la fase de construcción, que durará 2 años y 50 puestos de trabajo fijo en la fase de explotación, en principio permanecerá en funcionamiento 30 años.

Por su parte, el alcalde de Talayuela, Raúl Miranda, se congratuló durante la última reunión mantenida ayer con un grupo inversor y varios responsables del Proyecto «será una gran oportunidad para Talayuela». Según apuntó Miranda, «se trata de sacar a cuanto más desempleados de las listas del paro mejor». Además, se mostró «satisfecho» de que el proyecto comience a ver luz antes del final de la legislatura, ya que «siempre ha sido una pretensión de este equipo de gobierno el que la planta se instalase en nuestra localidad tras casi cinco años trabajando, el momento ya está muy cerca».

La construcción de dicha planta supondrá una inversión de 240 millones de euros y se prevé una ratio de 1.600 horas producción, con una potencia pico de 265 megawatios y una potencia nominal de 250 megawatios de energía con 0 emisiones contaminantes.

Este proyecto, denominado Talayuela Solar, gracias al aumento de la eficiencia de la tecnología fotovoltaica, la reducción de los costes y al efecto de economía de escala, es rentable sin la necesidad de tarifas subvencionadas y puede competir a precios de mercado con otras tecnologías de generación contaminantes. La planta podrá regular en tiempo real su producción de energía para adecuarse a las necesidades de la red eléctrica.

El proyecto y la línea no están ubicados ni  próximos a zonas de protección medioambiental, además la línea eléctrica de interconexión no cruza zonas protegidas. El proyecto ha superado todos los estudios hidrológicos y arqueológicos, a su vez se destinarán 300 hectáreas de terreno para zonas de protección medioambiental.

La construcción se realizará en terrenos libres de cargas y afecciones, cuya clasificación permita la instalación de placas fotovoltaicas, además se han llegado acuerdos para el arrendamiento a largo plazo. Tendrá una superficie de 822 hectáreas, 500 de ellas útiles, en un terreno prácticamente llano y sin apenas ocupación de arboles.

Dicho proyecto ha sido respaldado con un importante apoyo de las instituciones, ha sido declarado de interés público, y se pretende que esta planta se convierta en un icono de la región y de España a nivel internacional, de hecho será visible desde Google Earth.

Se contratarán los servicios de la empresa Elecnor para el asesoramiento y la tramitación de los puntos de conexión con la red eléctrica así como para el diseño de la línea de 400 kilovoltios y de unas subestación. También se ha contratado los servicios de Extreponatur para la realización de estudios medioambientales, arqueológicos e hidrológicos.