Ángel Cruz y Patricia Ramírez, los padres de Gabriel Cruz, en la capilla ardiente instalada en la Diputación de Almería.
Ángel Cruz y Patricia Ramírez, los padres de Gabriel Cruz, en la capilla ardiente instalada en la Diputación de Almería. / CARLOS BARBA (EFE)

¿Es esta la sociedad que queremos?

España vive hoy día un sentimiento de consternación, rabia e incredulidad ante unos hechos sucedidos en esta semana con respecto a la muerte de un niño de 8 años, que no tenía más razón que vivir, estudiar y disfrutar de la vida, de su familia, de sus amigos, de sus juguetes y de las aficiones que empezaba a descubrir, como un niño que es.

Y esa vida se ha visto cortada de golpe, y se ha visto cortada por una persona muy cercana a él, en la que él tendría puesta una confianza absoluta, puesto que era una persona que estaba junto a su padre y nunca tendría miedo de estar con ella.

Este caso, como otros cuantos que ha habido, nos tienen que hacer reflexionar sobre los sentimientos humanos. Si ya es horroroso matar a una persona, cuando esa persona es un familiar cercano, no me cabe en la imaginación que es lo que pasará por la cabeza del homicida para realizar esta acción; pero, si encima, se trata de un bebé, de un niño pequeño (como en este caso), o incluso, se trata de tu hijo/a, ¿Cómo puedes quitarle la vida a un ser indefenso que lo único que necesita en esos momentos es cariño?

Y entonces, nos tenemos que preguntar en que sociedad vivimos, ¿Qué clase de sociedad hemos creado para que se llegue a estos extremos, que además suceden con demasiada frecuencia?

¿Tenemos el egoísmo personal por encima de todos los demás valores de la vida? . Parece que son más fuertes, o más importantes, otras cuestiones de la vida, como son la riqueza, el bienestar, el conseguir mi propósito por encima de lo que sea (incluso, asesinando a quien me estorbe) para realizar nuestro proyecto. Y esta sociedad que hemos creado, y que seguimos alimentándola para que siga así, solo se preocupa de uno mismo y se olvida, constantemente, de luchar por un objetivo común y que sería el bienestar de toda la comunidad en general.

¿Nos hemos deshumanizado tanto que solamente priman los intereses particulares, sean de la índole que sean?, ¿No seremos todos culpables de que sucedan estos hechos y otros muchos que suceden en cualquier parte del mundo?.

HOY

HOYTalayuela

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Talayuela
    • Anunciantes