Rafael Cerro eclipsa en la tarde de ayer a dos diestros de renombre, Juan José Padilla y el Fandi

El torero extremeño puso las ganas y la intensidad en una tarde donde los toros no acompañaron.

Vuelta al ruedo de Rafael Cerro en el último toro de la tarde.:LMMG
TOROS

Rafael Cerro, que lleva "media hora" en esto dio una verdadera lección a dos toreros de renombre que llevan media vida como son Padilla y el Fandi. Cerro que venía de sustituto de "el Cordobés", quién tenía otro compromiso ya cerrado en Almedinilla, superó con creces una situación complicada con el ambiente enrarecido por la decisión del aplazamiento de la anterior corrida y en una tarde donde los toros de Salvador Domecq estuvieron faltos de empuje. Pero las ganas del matador extremeño hicieron llevarse la situación a su terreno y con muy buenas maneras hizo pasar al respetable una agradable tarde en la que además el tiempo acompañó en una plaza con algo más de media entrada.

Los diestros Padilla y Fandi, tiraron de trayectoria, técnica y recursos para hacer una faena correcta pero sin terminar de conectar ni con el toro ni con un público que esperaba más por parte de los dos diestros. Aun así los dos matadores  solventaron la tarde con  una oreja en ambos toros.

Por su parte, el verdadero triunfador de la tarde, el extremeño Rafael Cerro, natural de Saucedilla, quién paseó cuatro orejas y un rabo, culminó una brillante actuación con dos buenas estocadas. Destacó su actuación en el último de la tarde, en el que le concedieron por su valía el máximo trofeo, dos orejas y rabo. Al finalizar la corrida, en un acto de buenas intenciones por parte del joven diestro extremeño invitó a dar la vuelta al ruedo al ganadero y al mayoral, un acto que pasó desapercibido por el ambiente festivo pero no tan merecido por parte del ganadero por lo que demostraron los astados en la tarde de ayer e inolvidable para el mayoral, residente en Talayuela, quién disfrutó durante todo el evento de una tradición que vive con pasión desde pequeño.