Piezas encontradas en el yacimiento de Albalat, en Romangordo, se mostrarán en París

Formarán parte de la exposición 'Marruecos medieval 1053-1465', que después irá a Rabat

Estas piezas de ajedrez son algunas de las piezas encontradas en Medina Albalat
EN EL MUSEO DEL LOUVRE

Un total de 18 piezas halladas en Romangordo, en el yacimiento de Albalat, que guarda el Museo de Cáceres, formarán parte en octubre de una exposición del Louvre. El museo parisino ha solicitado a la consejería de Educación y Cultura el préstamo temporal de estas piezas arqueológicas para que puedan ser vistas en la muestra titulada 'Le Maroc Médiéval 1053-1465' ('Marruecos medieval 1053-1465), que se inaugurará el próximo 14 de octubre.

Según dio a conocer la consejería, se trata de objetos aparecidos en las últimas excavaciones realizadas en el yacimiento islámico de Albalat, «donde desde hace varios años se desarrollan campañas arqueológicas, bajo la dirección de la investigadora francesa Sophie Gilotte».

Este yacimiento, conocido como Medina Al-Balat, una antigua ciudad árabe que desapareció hace 800 años, fue declarado en febrero pasado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Zona Arqueológica. Entonces se destacó la importancia de las murallas, el barrio alto medieval extramuros, donde se ha hallado el único baño musulmán que se ha descubierto en Extremadura fuera del ámbito de Mérida, y la necrópolis.

Se ubica dentro de la ciudad islámica de Medina Al-Balat, "un hito importante durante la Edad Media en el camino entre Mérida y Toledo, ya que se situaba junto a uno de los pocos vados que permitían franquear el río Tajo», explicaron fuentes de Cultura. Se considera un yacimiento con un gran «valor estratégico», lo que hizo que «los continuos enfrentamientos le llevaron a cambiar de manos en varias ocasiones entre los siglos X y XII».

Las piezas del Museo de Cáceres que viajarán a Louvre de París son un tesorillo formado por ocho dinares de oro, fechados entre los años 1087 y 1143; un peón y una torre que pertenecieron a un juego de ajedrez que se fecha entre los siglos XI y XII y que según la propia Gilotte «nos dice que aquí vivía gente que tenía tiempo para jugar. O una cierta elite o soldados, porque un campesino no podía hacerlo»; un molde hecho en piedra para la fundición de amuletos metálicos; un 'ataifor' o recipiente cerámico para alimentos; un amuleto de plomo; y cinco puntas de flecha y de jabalina, elaboradas en hierro.

La muestra del Museo del Louvre permanecerá abierta hasta el 19 de enero de 2015. Con ella se pretende hacer una lectura nueva del papel del Marruecos medieval, entre los siglos VIII y XV, «como un ámbito creador de imperios». «Allí, las dinastías almorávides, almohades y meriníes crearon un espacio político centrado en el Magreb que se extendió a la Península Ibérica y que tuvo una gran influencia en Oriente al marcar el apogeo del Occidente islámico desde un punto de vista histórico y artístico».

También a Rabat

Posteriormente, las piezas cedidas por el Museo de Cáceres viajarán hasta Marruecos, ya que la exposición del Louvre se instalará en el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Rabat, del 2 de marzo al 1 de junio de 2015.

Para que los materiales extremeños puedan ser trasladados a París y Rabat, el Museo de Cáceres ha solicitado al ministerio de Educación, Cultura y Deporte un permiso de exportación temporal de las piezas, que es preceptivo en estos casos y que ya ha sido concedido.

La comisaria de la exposición, Yannick Lintz, ha señalado, según Cultura, que la incorporación de las piezas que pertenecen al museo cacereño «será una contribución esencial para la muestra».