Los productores de pimiento para pimentón no entregarán la cosecha sin fijar precios

Extremadura cuenta con más de 1.000 hectáreas dedicadas a esta producción

AGRICULTURA

La organización profesional agraria ha realizado esta semana una ronda de reuniones en las principales zonas productoras para analizar la situación que viven los agricultores debido a los bajos precios.

El sector del pimiento para pimentón está viviendo una de sus peores crisis debido a los bajos precios que reciben los agricultores por su producto. Pese a que se trata de un sector muy importante desde el punto de vista económico y del empleo en zonas como las comarcas de Campo Arañuelo, La Vera, Coria y Plasencia; además de ser un referente en la gastronomía de Extremadura, desde hace varios años encadena bajadas de precios que hacen que el sector se encuentre en una situación "crítica".

La primera reunión se realizó el pasado lunes 22 de septiembre a las 20:30 horas en los "Locales Estévez" de Talayuela y la segunda en El Batán. En ambas, los productores han aunado fuerzas y han decido no entregar sus producciones a la industria hasta que no se fijen unos "precios justos", y reclaman al y reclaman al consejero de Agricultura, José Antonio Echávarri, que "articule medidas urgentes para salvar al sector".  Además los productores han acordado que no entregarán su cosecha a la industria "si previamente ésta no negocia unos precios que garanticen la viabilidad del cultivo".

UPA-UCE ha comunicado a los medios que pese a que la campaña está en plena fase de recolección y parte de ella ya se encuentra en los secaderos, los agricultores han decidido "plantarse" hasta que la industria ofrezca un precio "digno".

En la asamblea de Talayuela el coordinador de Agricultura y Desarrollo Rural de UPA-UCE, José Cruz, recordó  los "continuos descensos en los precios" de los últimos años y la retirada de las ayudas públicas al cultivo han desembocado en una "situación insostenible" para estas productores, por lo que urgen al consejero a reunirse con las organizaciones profesionales agrarias para que se acometan las medidas necesarias que permitan a los agricultores continuar produciendo.

Por si esto no fuese suficiente, el Coordinador de UPA-UCE anunciaba que "si el Gobierno regional hace oídos sordos ante esta problemática", usarán las "medidas de presión" a su alcance para "hacer oír" sus reivindicaciones.