La Guardia Civil desarticula una red de venta a domicilio de drogas y tráfico de armas en Cáceres

La operación "LUSI" ha sido desarrollada en las localidades cacereñas de Moraleja, Rosalejo y Navalmoral de la Mata, han sido detenidas 8 personas, realizando un total de nueve registros

Material incautado por la Guardia Civil
Este grupo criminal distribuía la droga en varias provincias españolas y zonas de Portugal

La Guardia Civil, en el marco de la operación "Lusi", ha desarticulado una red dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes y armas. La operación se ha desarrollado en Moraleja, Rosalejo y Navalmoral de la Mata, así como en la provincia de Madrid.

Este grupo distribuía la droga en varias provincias españolas y diversas zonas de Portugal. Se han realizado nueve registros, cuatro en  Moraleja, uno en Rosalejo, dos en Navalmoral (cerca de la plaza de la Chimenea) y otros dos en Madrid. Han sido detenidas ocho personas de nacionalidad española, con edades comprendidas entre los 19 y los 53 años, acusados de asociación ilícita, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas.

En los registros efectuados se observaron las fuertes medidas de seguridad existentes especialmente en uno de los domicilios de Madrid, donde se localizó un "zulo" con un laboratorio para "cocinar" la droga y efectuar el corte, hallándose cocaína de gran pureza en roca y hachís, así como sustancias de corte, aparatos de envasado y una prensa.

En el registro de la vivienda de  Moraleja, los agentes localizaron un taller donde se manipulan, troquelan y transforman las armas de fuego, así como cartuchería metálica manipulada y recargada.

La operación

A mediados del pasado mes de junio agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cáceres detectaron un incremento notable de drogas, principalmente cocaína, en los distintos establecimientos de ocio ubicados en varios localidades del noroeste de la provincia

Como consecuencia de ello, y dentro del plan elaborado por la Comandancia de Cáceres para la persecución del tráfico y consumo de drogas en lugares de ocio, se intensificaron los servicios preventivos y de investigación, logrando detectar el  tráfico a pequeña escala de cocaína, hachís y marihuana por el método de "entrega a domicilio". Consistía en que las entregas se realizaban en el interior de los locales de ocio o en puntos previamente concertados entre vendedor y comprador, lo que dificultaba enormemente la labor de los investigadores.

La banda criminal estaba perfectamente estructurada, cada grupo tenía un papel dentro de la organización. Un grupo dedicado exclusivamente al corte de la droga y prepararla para su entrega, mientras que otra parte se encargaba de su distribución a consumidores habituales.

Debido a la cautela con la que operaban miembros de esta red y tras  meses de investigación por parte de los agentes, fueron localizados en Madrid dos domicilios "nodriza" encargados del abastecimiento de cocaína y hachís a los distintos grupos organizados que operaban en la provincia de Cáceres, estableciendo su base en Rosalejo, Navalmoral de la Mata y Moraleja, desde donde distribuían la droga en los locales de ocio de estos municipios y zonas limítrofes, principalmente en las comarcas de Campo Arañuelo, Gata y Las Hurdes, así como en locales de localidades portuguesas próximas a la frontera,

El  traslado de la droga desde Madrid se realizaba en turismos, en los que un  grupo especializado se encargaba de las labores de ocultación y otro de especialistas-conductores que hacían de lanzadera para la  detección de vehículos policiales en los itinerarios de paso.

Los agentes también detectaron movimientos de armas entre los integrantes de las bandas, quienes, a su vez, las intentaban introducir en el mercado negro, contando con un inmueble donde troquelarlas y prepararlas para su venta entre los vecinos de las localidades.

Efectos intervenidos

Como resultado de los registros efectuados se ha incautado un total de 17.403 euros en efectivo, así como las siguientes sustancias estupefacientes: 16.110 dosis de hachís, 5.028 dosis de cocaína, 2.436 dosis de marihuana, 42 dosis de speed más de cuatro kilos de sustancias de corte, entre las que destaca la cafeína pura, tetracaína clorhidrato, manitol polvo, etc...

 En el registro de una de las viviendas de Madrid, además se hallaron joyas y relojes exclusivos, un revólver del calibre 38 mm, un rifle del calibre 22 mm, básculas de precisión, una máquina de envasar al vacío y un turismo propiedad del cabecilla de la trama.

De los registros en Moraleja y Rosalejo, además de las sustancias estupefacientes, destaca la aprehensión de una lámpara halógena para el cultivo intensivo de marihuana; un rifle del calibre 30-06 mm, sustraído en Albacete; un cañón manipulado para uso de munición de cartuchería metálica, una carabina de aire comprimido; una pistola de aire comprimido, numerosa munición de varios calibre y un turismo.

También se han recuperado varias motocicletas y un quad, sustraídos en distintas provincias andaluzas, así como gran cantidad de herramientas de uso agrícola.

La operación ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres, así como por las Unidades de Seguridad Ciudadana de las Comandancias de Cáceres y Madrid.

Con esta operación, la Guardia Civil  ha conseguido desmantelar al completo una de las organizaciones delictivas más activas de la provincia de Cáceres, habiendo identificado y detenido a su principal cabecilla y desmantelado seis puntos de venta al por menor, así como un punto nodriza que también suministraba a otras provincias limítrofes de Madrid.

Todo ello ha sido coordinado y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Coria, decretando el ingreso en prisión sin fianza de tres de los detenidos, así como la libertad con cargos de uno de ellos y la puesta en libertad con obligación de comparecencia en sede judicial cada 15 días de los otro cuatro implicados.