Amelia Molero: «1.118 no es solo una cifra, 1.118 son las mujeres asesinadas desde 2003, son padres, familias, amigos rotos»

Coincidiendo con el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, la Diputación de Cáceres envía a los ayuntamientos una guía de recursos para saber cómo acompañar a la víctima de violencia machista

REDACCIÓN HOY TALAYUELA
REDACCIÓN HOY TALAYUELA

La diputada de Políticas Sociales, Igualdad, Participación y Atención a la ciudadanía de la Diputación de Cáceres, Amelia Molero, ha insistido en que, «en nuestro trabajo diario, el 25-N es cada día».

Estas declaraciones las hacía poco antes de la celebración del Pleno ordinario, en el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el que se ha leído un Manifiesto consensuado entre los tres partidos políticos representados en la institución, expresando el compromiso de unión en esta lucha.

«Hay datos que no nos podemos resignar a normalizar», ha dicho, y ha recordado cifras tan crudas como las 1.118 mujeres asesinadas desde 2003 junto a los 44 niños y niñas, «porque no podemos olvidar la violencia vicaria». Y solo en este año, son ya 37 las mujeres asesinadas a las que se suman 5 niños.

«Detrás de cada cifra hay una mujer asesinada, hay unos padres destrozados, unos hijos destrozados, unas familias rotas, unos amigos rotos».

Ante esto ha insistido en el firme compromiso de la Diputación para avanzar en las políticas de igualdad, clave para terminar contra la violencia de género, «y no podemos permitir el negacionismo de muchos, tal como hemos expresado en el manifiesto».

Ha recordado que la institución provincial ha sacado este año un nuevo Plan de Igualdad, actualizando y adaptando el anterior a las nuevas circunstancias, así como un nuevo protocolo de acoso en el que se está también trabajando.

Además, se ha remitido a todos los ayuntamientos de la provincia unas agendas acompañadas de una guía de recursos, «de modo que les sea de ayuda a la hora de acompañar o asesorar a alguna mujer víctima de violencia, que sepan hacia donde las pueden dirigir, qué cauces seguir». En este sentido ha reiterado la importancia de luchar y trabajar todos juntos, «con los ayuntamientos y con las asociaciones civiles, saber qué hacen, qué reivindican, porque son la voz de las mujeres en la calle».

Por último, tal como se expresa en el manifiesto, ha apuntado a la necesidad de seguir trabajando para conseguir presupuesto, como se va a conseguir a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, «en el que se contempla como uno de los ejes prioritarios la lucha contra la violencia contra la mujer, porque sabemos que para poner en marcha políticas se necesita presupuesto».