POLÍTICA LOCAL

Tras la polémica, el Equipo de Gobierno reduce un 45% los costes políticos

Tras la polémica, el Equipo de Gobierno reduce un 45% los costes políticos

Bravo no se liberará y la nueva corporación ha aprobado una reducción en los plenos municipales y en las comisiones

Luis Miguel Martín
LUIS MIGUEL MARTÍN

Esta tarde de miércoles, 3 de julio, el Ayuntamiento de Talayuela ha acogido un pleno municipal en el que se ha dado a conocer el suelo definitivo de los liberados del Equipo de Gobierno.

Finalmente, Bravo no será liberado y por lo tanto no percibirá sueldo del Ayuntamiento de la localidad. Por su parte, Soledad Castellano recibirá un sueldo de 2.000 euros y Ondina Castro y Estela Paniagua, recibirán un sueldo de 950 euros cada una. Según el propio Bravo, «hemos reducido el gasto político en un 45% respecto a la anterior legislatura y además hemos bajado el coste de los plenos, de 180 euros por concejal a 100 euros, las comisiones informativas tendrán un coste de 35 euros y 90 euros para las comisiones de gobierno»

Bravo, ha querido informar con una nota de prensa a los vecinos de la localidad.

«Debido al malestar que ha causado la noticia que se ha publicado a raíz de las liberaciones acordadas en el pleno de constitución celebrado el pasado 21 de junio de 2019.

Como ya manifesté en su día, mi deseo es ser el alcalde de todos, de los que me han votado y de los que no, dejando siempre al margen ideologías y colores, prometí trabajar incansablemente desde la honestidad, ejerciendo el cargo con la gran responsabilidad que el mismo conlleva.

Es cierto que se ha producido un error, y en la obligación de mi cargo lo asumo, por ello se ha procedido a enmendarlo donde corresponde, en el Pleno de este ayuntamiento, en el lugar más formal y solemne de todos, fuera de publicaciones extraoficiales y redes sociales.

Quiero trasladaros que comparto profundamente la decepción que la noticia ha causado, pero como ya he explicado en el pasado Pleno, en ningún momento se pretendió por este alcalde asignarse la liberación que finalmente se acordó, todo se debe a una confusión mía, por lo que asumo toda culpa como máximo responsable del consistorio, así como, eximo de toda responsabilidad a cualquier trabajador/a, para los que pido el mayor de los respetos, ya que son el motor de este Ayuntamiento.

Fruto de mi ímpetu por poner en marcha el nuevo gobierno, existían ciertas características de mi trabajo personal que no predije, y que han sido resueltas, de ahí que ahora se establezcan el número de liberaciones que realmente se pretendían.

Por ello, principalmente, reiteró mis más sentidas disculpas a quienes por este malentendido se hayan podido sentir desilusionados con este gobierno, y os pido que, a partir de ahora comience una nueva etapa, me permitáis demostraros que con trabajo y esfuerzo podemos crear un pueblo mejor, sin más errores de principiante, dejándome aconsejar por quien me rodea, conocedor de su bagaje político, para que juntos mejores el bienestar y la calidad de vida de vosotros, nuestros vecinos. Porque todas las personas cometemos errores, pero no todas los hacemos intencionadamente, os ruego que con humildad y respeto nos concedáis el tiempo suficiente para devolveros la confianza depositada».