Borrar
Sección de Archivo y Bibliotecas de la institución provincial, que fueron donados por la familia de Antonio González Martín-Gamero, autor de las fotografías DIPUTACIÓN DE CÁCERES
El día a día de la Dehesa de Cuaternos, de Cuacos de Yuste, en la XX edición de «Hablan Nuestros Documentos»

EXPOSICIÓN

El día a día de la Dehesa de Cuaternos, de Cuacos de Yuste, en la XX edición de «Hablan Nuestros Documentos»

El programa de la Diputación de Cáceres recoge fotografías que González Martín-Gamero hizo entre 1917 y 1925 de paisajes campestres, ganado, la casa y los alrededores, los campesinos al cuidado de la finca o la barca que cruzaba el río, entre otras imágenes

REDACCIÓN

Jueves, 23 de marzo 2023, 00:40

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El programa del Área de Cultura y Deportes de la Diputación de Cáceres denominado «Hablan Nuestros Documentos» llega a su vigésima edición y lo hace con una muestra fotográfica sobre la Dehesa de Cuaternos, en el término municipal de Cuacos de Yuste, imágenes tomadas entre los años 1917 y 1925, que se pueden contemplar desde este martes 21 de marzo hasta mediados del mes de mayo, en el vestíbulo del edificio Pintores 10, en la capital cacereña.

Con la exposición de estos fondos de la Sección de Archivo y Bibliotecas de la institución provincial, que fueron donados por la familia de Antonio González Martín-Gamero, autor de las fotografías, la diputación quiere, como en ediciones anteriores, dar a conocer parte de la vida, de la historia, de las costumbres de la provincia.

En este caso, se pueden ver retratos de distintas personas, como los campesinos que trabajaban en esta finca, sus familias o el propio autor. González Martín-Gamero hizo, a lo largo de estos años, fotografías de paisajes campestres, del ganado, de la casa y los alrededores, de la barca que cruzaba el río y hasta de una improvisada capea.

Sin embargo, lo que más destaca en esta muestra son los retratos que hizo de los campesinos que estaban al cuidado de la finca, aunque también se pueden contemplar imágenes de su familia y de algunos amigos.

Se puede decir que hay un lugar especial para los niños y las niñas, protagonistas en muchas ocasiones; también para las jóvenes peinándose o sacando agua del pozo, las madres con sus hijos, los hombres en la faena del campo o posando para el momento, las ancianas a la puerta de la casa, entre otras muchas.

De la finca y el autor

Antonio González Martín-Gamero nació en Madrid en 1880 y murió en la misma ciudad en 1949. Su bisabuelo Juan José de Vicente García amasó una fortuna comprando fincas en la época de la desamortización de Mendizábal; la familia, por tanto, vivía de manera muy desahogada, lo que permitió que Antonio pudiera dedicarse sin problema a una de sus pasiones: la fotografía. Se ignora en qué año comenzó, pero la familia conserva más de 2.000 negativos, de los que ha donado a la Diputación de Cáceres los relativos a la dehesa de Cuaternos, en el término municipal de Cuacos de Yuste.

Antonio González heredó directamente de su abuela Salomé de Vicente esta dehesa, dedicada sobre todo al cultivo del tabaco y el pimentón; también, según se puede ver en las fotografías, se plantó maíz y había una cierta explotación ganadera. Cuando visitaba la dehesa llevaba siempre consigo la cámara y gracias a eso se cuenta ahora con un fiel testimonio de la época.

La editorial Caniche publicó en el año 2017 un libro titulado «Dehesa de Cuaternos», con una selección de las fotografías que ahora custodia el archivo de la Diputación de Cáceres. En la «Nota del editor», se apunta: «Desde muy temprano, Martín-Gamero puso su acento no tanto en el detalle estetizante o en la composición equilibrada sino en la hondura psicológica del retratado. El gesto, la mirada, lo vital permite que sus imágenes transiten desde la antropología social a la psicología del personaje. Esta serie de fotografías, dedicada a los trabajadores de su finca de Cuacos de Yuste, son probablemente las que mejor definen su legado. Existe en ellas una aproximación respetuosa a los trabajadores y sus familias. El traslado de las escenas de interior burgués al campo abierto imprime a sus imágenes una libertad formal atípica en ese momento. Igualmente singular es que aplicara idénticos enfoques a los trabajadores del campo, los miembros de su familia o las visitas que recibía. La búsqueda del 'otro' se lleva a cabo desde la cercanía y no desde el costumbrismo o el folclore. Ni el estrato social ni el exotismo naturalista determinan su mirada sino el intento de llegar a la persona en su complejidad».

Las fichas catalográficas el folleto informativo, carteles o paneles que recogen todos los datos de la exposición se pueden descargar en la dirección web https://ab.dip-caceres.es/hablan-nuestros-documentos/202303-cuaternos/index.html y en el vestíbulo de entrada mediante los códigos QR a través de cualquier dispositivo móvil.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios