Antonio Luis Galán presentó su obra "De Talayuela a Tordesillas"

Este es su tercer libro, en el que trata la vida de Prudencia y Juana La Loca y su relación con la localidad

Antonio Luis Galán estuvo acompañado de amigos y vecinos durante todo el acto de presentación.:LMMG
LA ENTREVISTA DEL VERANO

Antonio Luis Galán es eclesiástico y escritor talayuelano que dedica todos sus relatos a la historia del pueblo. Así lo ha hecho también con su último libro, "De Talayuela a Tordesillas", que trata sobre la vida de Prudencia y Juana la Loca y su relación con la localidad.

¿Quién es la primera persona que lee sus libros?

En este caso fueron Carmen Guerra y Teresa Muñoz, ellas me dieron consejos para cambios en el libro. Siempre suelo consultar con varias personas para así tener diferentes opiniones de ello y asegurarme de una mejor versión de este.

¿Qué es lo que más le motiva a la hora de escribir?

Crear personajes y recrearlos, casi siempre vinculados a Talayuela. Además, también escribo para recopilar, de alguna manera, la historia o los datos históricos de nuestro pueblo. Por ejemplo, hace unos días, descubrí una carta de Felipe II a Juan de Austria escrita desde Talayuela y para mí fue novedoso. Parece ser que venía de Yuste de ver a su padre y lo escribió desde aquí.

Sus obras se caracterizan porque están muy bien documentadas ¿Cómo es esa parte para usted?

Sí, mi primer libro, "Talayuela tal como somos" era una recopilación de datos que había encontrado muy interesantes y ricos acerca del pueblo. En el segundo intenté crear una historia sobre una familia talayuelana y en este último, he querido hablar de la construcción del templo, puesto que es un lugar de muchísima historia y recuerdos, unido con la vida de Juana la Loca.

Como eclesiástico, la visión de los libros es diferente a otros autores ¿Qué ventajas aporta esta profesión?

En el Palacio Episcopal de Plasencia se encuentra la biblioteca privada más importante y tanto yo como el obispo estamos trabajando para que se catalogue y se ponga al servicio de universidades y más centros ya que conserva el conocimiento del siglo XIX y debería estar al servicio de todos. Pero ser eclesiástico no me da un mayor acceso a la información, realmente hay mucho en internet, como por ejemplo la carta de Felipe II, a disposición de todos, el problema es que hay que dedicar mucho tiempo para poder tener información de calidad.

Por desgracia, en la actualidad nos estamos quedando sin archivos. Ahora todo se escribe por WathsApp pero esto se pierde, no somos conscientes de la importancia del papel y como sigamos así nos vamos a quedar sin libro e historia.

¿Qué ha aportado ser escritor en su vida? Y ¿Por qué los lectores deberían leer sus libros o apoyar el Centro Educativo Maya-Asunción?

Lo malo han sido las horas de sueño que me ha quitado (risas), pero todo lo demás es bueno. Creo que me ha dado formación, me ha amueblado la cabeza. La lectura me alimenta el espíritu. Con un libro puedes viajar, desde un rincón de tu casa puedes ir a cualquier sitio con un libro en la mano y siempre te hace pensar. Por eso es importante leer.

En principio, el escritor escribe para que le lean. En este libro hay una parte histórica que es la de Juana la Loca, una parte novelada, como la construcción del templo y sobre todo el paisaje, los personajes, las calles, es Talayuela con su historia y sus lugares más conocidos aunque cada vez menos conocida por los jóvenes.

Cuando hice el libro, mi hermana me comentó que tenía un proyecto en Guatemala para la formación de niñas y jóvenes indígenas y me pregunto que si destinábamos una parte de las ganancias del libro pero dije "¿Y si lo destinamos al completo?" es importante que seamos solidarios siempre que podamos puesto que el mundo no se limita a nosotros.

Hay una conciencia de que Talayuela tiene una falta de raíces ¿Por qué cree que existe esa sensación?

Yo tenía esa sensación y me la quitó Felisa Vizcaíno. Me dijo que estaba equivocado y que el pueblo tiene muchas tradiciones e historias. Por ejemplo durante la guerra de secesión un lugar de la zona se le denominó como el 'Arenal del muerto'. En este lugar tuvo lugar una batalla entre portugueses e ingleses donde murieron unos 300 hombres de Casatejada. Con esto lo destruyeron todo y el pueblo estuvo en peligro de desaparecer. Entonces, unas familias de Talayuela fueron al convento de Plasencia a empezar sus casas para así ayudar al pueblo a salir adelante. Es decir, Talayuela tiene mucha historia pero esta sensación existe por el desconocimiento y la desinformación de las personas.

¿Se podría mejorar la convivencia entre culturas en Talayuela? ¿Cómo?

Creo que para ello tiene que pasar tiempo. Con los hijos de extranjeros que están naciendo en Talayuela pienso que la situación va a cambiar mucho, se empezarán a dar matrimonios mixtos por ejemplo. El principal problema de esto es que tenemos unas resistencias culturales internas pero que con el paso del tiempo disminuirán.

¿Qué significa para usted hacer las presentaciones en Talayuela?

Yo escribo para Talayuela y no tendría sentido presentar mis libros en otro lugar. Al escribir siempre intento que los libros tengan una temática relacionada con el pueblo. No sé si escribiré otro libro pero tampoco me quiero cerrar la puerta a ello, si algún día se me ocurre otro tema para escribir volveré a hacer la presentación aquí. Lo que si tengo claro es que volveré a Talayuela en un futuro. En la presentación dije que cuando somos jóvenes queremos salir de aquí pero, cuando nos hacemos mayores el lugar al que queremos volver es nuestro pueblo natal. En el libro, Prudencia le dice a Doña Juana "nos vamos a separar porque somos mayores y vivir puedes hacerlo donde quieras, pero para morir hay que volver al lugar donde se nació".

Por último, a Prudencia, la protagonista del libro, le tiene mucho cariño ¿Por qué?

Porque Prudencia es la generación de mi madre, esas mujeres que, en cierto modo, no tuvieron vida propia, era de los padres y estaban sometidas a los padres, maridos o hijos. Seguro que ellas tenían ilusiones de ser médicos, maestros, etc. pero nunca tuvieron la oportunidad. Por ello este libro es un homenaje que yo quería hacer a toda esta generación.

¿Qué le gustaría añadir?

Por último me gustaría agradecer al Ayuntamiento y a todas las personas que me ayudaron en el acto de presentación y por el apoyo que hemos recibido.