SUCESOS

La Guardia Civil rescata a un barranquista herido tras sufrir una caída en Madrigal de la Vera

La Guardia Civil rescata a un barranquista herido tras sufrir una caída en Madrigal de la Vera

REDACCIÓN HOY TALAYUELA
REDACCIÓN HOY TALAYUELA

Especialistas del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de Arenas de San Pedro, junto con un helicóptero del Servicio Aéreo de la Guardia Civil, han rescatado a un barranquista que sufrió un accidente mientras hacía un descenso de la Garganta de la Hoz en Madrigal de la Vera (Cáceres). El rescatado, un hombre de 39 años de edad, vecino de Madrid, presentaba un fuerte dolor de espalda, por lo que, tras su rescate, fue trasladado al centro de Salud de Jarandilla de la Vera.

El pasado día 30 de junio, la Central 062 de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres, recibió una llamada telefónica alertando que un barranquista que se encontraba descendiendo en «rapel» en la conocida como Garganta de la Hoz de Madrigal de la Vera, había sufrido una caída y presentaba un fuerte dolor de espalda que le impedía moverse.

Este hecho se comunicó a los agentes Especialistas del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de Arenas de San Pedro, que junto con un helicóptero del Servicio Aéreo de la Guardia Civil, se desplazaron de inmediato hasta el lugar del accidente.

Una vez llegan a la zona, debido a la orografía del terreno, los agentes decidieron acceder en helicóptero hasta el lugar donde se encontraba la persona accidentada, sin embargo, después de sobrevolar en varias ocasiones la garganta en busca de un sitio para tomar tierra con la aeronave, al no ser posible, los especialistas deciden descender desde lo alto de la montaña, para acceder a pie hasta el herido.

El mal estado del terreno, añadido al difícil acceso hasta el lugar donde se encontraba el barranquista, por el encajonamiento que tenía la garganta en la zona del accidente, dificultó el acceso, no obstante, los agentes, especialistas en montaña, consiguieron llegar hasta él, si bien, tras un primer intento de evacuación con el helicóptero, éste se descartó, por lo que tuvieron que remontar al herido por un cortado de unos cien metros de altura en busca de un punto de recogida más elevado.

Los numerosos intentos de tomar tierra, realizados por el helicóptero, hicieron que los pilotos tuvieran que informar que sólo quedaba combustible para otro intento, sin embargo, su gran pericia y profesionalidad permitió, finalmente, mediante un apoyo parcial de la aeronave, que los agentes de montaña metieran al herido dentro de ella, llevando a cabo su rescate, poniendo, rápidamente, rumbo al helipuerto de Jarandilla de la Vera, donde una ambulancia le esperaba para ser trasladado al Centro de Salud de esta localidad.