FUTURO NUCLEAR

Iberdrola y Naturgy quieren renovar el permiso de Almaraz solo por cuatro años

Iberdrola y Naturgy quieren renovar el permiso de Almaraz solo por cuatro años

El tercer socio de la central nuclear, Endesa, plantea en cambio hacerlo por los diez años previstos inicialmente

REDACCIÓN/EFE

Dos de los tres socios de la central nuclear de Almaraz se plantean pedir de momento una prórroga de cuatro años en vez de los diez que se plantearon en un principio, sin perjuicio de poder solicitar otra renovación más adelante.

La asamblea de propietarios de la instalación, participada en un 53% por Iberdrola, un 36% por Endesa y un 11% por Naturgy (antigua Unión Fenosa), se reunirá en enero para discutir si se pide la renovación de su permiso de explotación, han indicado fuentes cercanas a las negociaciones.

En la junta de administradores de la central, que se reunió el miércoles, además de analizarse la administración, las recargas y los datos de cierre del año de la planta, en el turno de ruegos y preguntas Naturgy solicitó esa reunión extraordinaria de la asamblea de propietarios, petición que fue apoyada por Iberdrola.

Almaraz, que se puso en marcha en 1983, es la primera central para la que tiene que pedirse la renovación de su permiso de explotación y los propietarios tienen de plazo hasta el 31 de marzo, aunque en la reunión de la asamblea extraordinaria no se prevé que se tome ya una decisión sobre la solicitud de renovación, sino que sólo se discuta.

Las compañías dueñas de Almaraz mantienen en estos momentos diferentes posiciones sobre cuál debería ser el plazo por el que debe solicitarse la extensión de su actividad, condicionado en estos momentos a que el Gobierno dé a conocer su posición sobre el futuro de las centrales nucleares españolas, indicaron estas fuentes.

En una nota informativa, Iberdrola explicó que ha planteado al Ministerio para la Transición Ecológica una modificación normativa que permita solicitar una «renovación limitada» de los permisos de explotación de las centrales hasta el plazo de 40 años desde su puesta en funcionamiento, sin perjuicio de eventuales renovaciones en el futuro.

En el caso de Almaraz, ésto supondría que la renovación del permiso se podría pedir por cuatro años, que es cuando llegaría a los 40 años de operación.

De esa manera, se evitaría que el Gobierno les diera una autorización por un plazo mayor de tiempo, que elevaría las inversiones a efectuar para seguir funcionando sin tener garantizada su sostenibilidad más allá de esa fecha, si finalmente el Ejecutivo decide que las nucleares dejen de funcionar al cumplir su vida útil de 40 años.

Iberdrola también señaló que viene trasladando a los socios de las centrales nucleares en las que opera su voluntad de diálogo, con el fin de facilitar una solución, explorando todas las alternativas posibles, pero «con distinta respuesta por parte de cada uno de los socios».

En el caso de Almaraz, también Naturgy es en estos momentos más partidaria de pedir la renovación por cuatro años para llegar a los 40, al menos hasta que el Gobierno garantice la rentabilidad a las nucleares y, además, considera que un plazo de tiempo mayor obligaría a efectuar mayores inversiones, según fuentes cercanas a las conversaciones entre las empresas.

Repartirse las centrales

Endesa, partidaria de que la renovación sea por diez años, mantiene abiertas todas las opciones para encontrar una solución, como el intercambio de activos y de gestión, de forma que las compañías dejarían de compartir la titularidad de las plantas y serían titulares únicos de las diferentes centrales, pero siempre y cuando la valoración económica sea la real, según fuentes cercanas a las negociaciones.

Esta compañía quiere que la contribución a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), que gestiona los residuos nucleares y el desmantelamiento de las plantas, se reparta y no que, al dejar de contribuir la empresa que se desprende de los activos, esa parte tenga que ser sufragada por la que se quede con la titularidad o bien que parte del coste se derive al consumidor, pues el fondo de Enresa es una caja única para todas las centrales.

 

Fotos

Vídeos