FOTOVOLTAICAS

Iberdrola y Solaer inician los trámites para construir cuatro fotovoltaicas en el entorno de Almaraz

Superan los los 100 millones de inversión y se reparten entre los términos municipales de Belvís de Monroy y el propio Almaraz

CELESTINO J. VINAGRE

Iberdrola, a través de su sociedad de renovables Iberenova Promociones, y Solaer Holding inician los pasos para construir cuatro plantas fotovoltaicas en el entorno de Almaraz. La eléctrica impulsa tres instalaciones de 49,9 megavatios (MW) de potencia y otra de 29,9. Dos se ubican en el término municipal de Almaraz y otras dos en el vecino término de Belvís de Monroy. Iberdrola y Solaer han iniciado la tramitación administrativa ante la Junta para contar con las solicitudes de autorización administrativa previa, el estudio de impacto ambiental y la calificación urbanística de cada uno de los proyectos fotovoltaicos. Entre los cuatro la inversión prevista supera los 100 millones de euros.

Iberdrola está construyendo desde principios de año la que hasta el momento es la planta fotovoltaica más grande de Europa, la bautizada como Núñez de Balboa, entre los términos de Usagre e Hinojosa del Valle, en el sureste de la provincia pacense, de 500 MW. La planta estará en funcionamiento el próximo año y cuenta con una inversión inicial de 300 millones de euros. Durante su fase de construcción se van a generar 1.000 empleos.

Además, la compañía energética ha dado un paso más e impulsa otro proyecto aún mayor que el de Núñez de Balboa, en este caso, en la provincia de Cáceres. Cuando se construya la planta que irá entre Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera superará a la del sureste extremeño. Tendrá una potencia de 590 megavatios y la inversión superará igualmente los 300 millones. Estará lista en 2022. Se llamará Francisco Pizarro, el nombre de otro conquistador extremeño.

En la actualidad, además de los 500 MW de la planta Núñez de Balboa y los 590 MW de la que se levantará en Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera, por parte de Iberdrola están en avanzado estado de desarrollo las fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín (328 MW), Arenales (150 MW) y Campo Arañuelo I y II (50 MW cada una). En total, suman 1.668 MW.

La nueva capacidad renovable prevista por Iberdrola en Extremadura, con 2.000 MW, supondrá duplicar la potencia correspondiente a la compañía en la central de Almaraz, que dejará de producir entre 2027 y 2028, aunque después habrá de diez a quince años de trabajos de desmantelamiento.

Mientras, Solaer Holding gestiona 130 proyectos fotovoltaicos en diversos puntos el mundo. Sus plantas son, en general de pequeño y medio tamaño. Su sede está en Pozuelo de Alarcón, en Madrid.