Incendios en Extremadura

El incendio de La Vera queda estabilizado y se han quemado 250 hectáreas

El helicóptero Halcón ha realizado una vista del perímetro del fuego, actualmente sin llama activa y algunos efectivos se retiran

ANTONIO J. ARMERO

El incendio declarado este viernes sobre las cinco de la tarde en el término municipal de Villanueva de La Vera, en la parte de esta comarca cacereña más cercana a las provincias de Toledo y Ávila, está perimetrado y controlado. Cinco camiones y siete retenes se mantienen trabajando en la zona, pero otros medios ya se han retirado. Según el alcalde de Villanueva de la Vera, Antonio Caperote, esperan que quede controlado a lo largo de este sábado.

La mañana de este sábado el helicóptero Halcón ha realizado una vista del perímetro del fuego, actualmente sin llama activa. Según la primera estimación del plan Infoex, se han quemado alrededor de 250 hectáreas.

A las 6.50 horas de este sábado la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha informado que el fuego evoluciona de forma favorable. Se mantiene activo el nivel uno de peligrosidad. Ayer, de manera preventiva, se desalojó al poco de iniciarse el incendio un campamento con un centenar de niños. Los menores fueron trasladados al polideportivo de Villanueva de La Vera.

Esta mañana combaten el incendio 150 personas, entre ellas cinco técnicos del plan Infoex, dos agentes del Medio Natural, cinco retenes, camiones, dos bulldozer y camiones del Sepei (Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación Provincial de Cáceres).

Las llamas afectan a una zona de pinar y alcornocal salpicada de segundas residencias, lo que ha obligado a la Junta a declarar el nivel uno de peligrosidad, que es el procedente cuando la evolución de las llamas puede poner en riesgo bienes no forestales, o sea, carreteras, naves o viviendas, entre lo más usual. Todos los veranos hay decenas de siniestros que obligan a declarar el nivel uno. El que es sinónimo claro de peligro y preocupación es el nivel dos, que se declara cuando la comunidad autónoma estima que para echar abajo las llamas no se basta con sus medios y necesita la ayuda de otros extraordinarios que no son de su titularidad, como la UME (Unidad Militar de Emergencias).

Las tareas de extinción enfrentan el inconveniente que supone que la zona esté llena de viviendas diseminadas. En estos trabajos participan medios estatales, en concreto la BRIF (Brigada de Refuerzo ante Incendios Forestales) con base en La Iglesuela del Tiétar (Toledo). En el momento de la declaración del incendio, la BRIF que tiene su sede en Extremadura, que es la de Pinofranqueado (Las Hurdes) se encontraba colaborando para sofocar un fuego que afectaba a la localidad castellanoleonesa de Collado del Mirón (Ávila). A las ocho de la tarde, un equipo de esta BRIF se desplazó por carretera hasta Villanueva de La Vera. Hay que recordar que esta brigadas son medios estatales y su radio de acción no se limita a la comunidad autónoma en la que tienen su base, sino también a otras colindantes.

El Servicio de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura informó poco antes de las siete de la tarde de que se había procedido a la evacuación preventiva de varias viviendas aisladas, por el riesgo que suponía la cercanía del frente de llamas. Además, Cruz Roja Extremadura ha enviado hasta el lugar una ambulancia y un equipo de apoyo en emergencias.

La comarca de La Vera en su conjunto, y en particular Villanueva de La Vera por su cercanía a Madrid (está a dos horas en coche de Madrid) aumentan su población de forma considerable cada verano, entre otros motivos por sus gargantas y piscinas naturales y por su meteorología, en algunos puntos más benigna que en el conjunto de Extremadura, en particular por las noches.