AGRICULTURA

La Junta destaca los avances positivos en el Plan Estratégico Nacional de España que definirá la futura PAC

REDACCIÓN HOY TALAYUELA
REDACCIÓN HOY TALAYUELA

La consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García, ha informado sobre los resultados de la reunión de la Conferencia Sectorial sobre la Política Agraria Común (PAC), que ha tenido lugar esta mañana y en la que se ha ultimado el Plan Estratégico Nacional de España para la reforma de la PAC, destacando avances positivos que pretenden impulsar los cultivos sociales, potenciar la figura de los pequeños agricultores y la incorporación de mujeres y jóvenes al campo.

Durante la comparecencia ante los medios de comunicación, la consejera ha explicado que aún falta acordar algunos flecos de este acuerdo, muy técnicos, ha señalado, antes de que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, eleve el borrador del Plan Estratégico a consulta pública para presentarlo a finales de año a la Comisión Europea que lo podrá aprobar en el primer semestre del próximo año.

Begoña García ha explicado que estos acuerdos son un espaldarazo para el campo extremeño y ha reconocido que se han alcanzado tras unas «duras y difíciles», negociaciones pero que «lo más importante es que las rentas de los profesionales agrarios va a seguir ganando».

La consejera ha señalado que uno de los puntos más importantes de la reunión se ha centrado en los ecoesquemas, es decir, en las prácticas agrarias que tienen como fin mejorar y favorecer la biodiversidad asociada a los espacios agrarios, los paisajes, la conservación y calidad de los espacios naturales, el agua y el suelo.

Estas ayudas, que en la nueva PAC tienen un nivel mayor de exigencia, se van a flexibilizar y simplificar, reduciendo las cargas burocráticas, ofreciendo a agricultores más opciones de acogerse a las mismas, un total de 7.

Estas prácticas agrarias vinculadas a los ecoesquemas deben de contribuir, según ha insistido la consejera, a la lucha contra el cambio climático y a la preservación de la biodiversidad, «pero los agricultores deben hacerlo sin perder competitividad y este ha sido el objetivo que nos ha ocupado, junto con el Ministerio de Agricultura, casi un año en su diseño», ha dicho Begoña García.

La consejera ha concretado cuestiones tratadas en la Sectorial; de este modo, y con respecto a la regionalización de pastos, ha dicho que Extremadura mantendrá una región y no dos como había exigido la Junta de Extremadura, pero, ha asegurado que «a pesar de este contratiempo, los agricultores y agricultoras mantendrán sus ayudas económicas en este ámbito respecto a la vigente PAC». En este sentido ha afirmado que entre un 75% y un 80% de los 47.000 perceptores extremeños de la Política Agraria Común van a cobrar más a partir de la Solicitud Única de 2023.

Además, se mantiene en el modelo de regionalización a la comarca de La Vera, por sus características socioeconómicas, con un solo cultivo que centra la economía del norte de la provincia de Cáceres. En este punto, la consejera ha reiterado el agradecimiento al Ministerio por la sensibilidad en este asunto

Otro de los puntos que ha destacado Begoña García en esta negociación, es la regionalización del regadío que fusiona las comarcas de Trujillo, Miajadas, Don Benito y Vegas Bajas, conservando los importes de la más alta que era la de Don Benito, y siendo esta zona regable la segunda a nivel nacional de mayor importe, después de La Vera.

Ha añadido la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio que cultivos claves en la región como el tomate y el arroz, tendrán incrementos del 54% y del 20% respectivamente en las ayudas asociadas, y se mantienen las ayudas asociadas a la ganadería, afectando de manera positiva a sectores como al vacuno de carne, e incrementándose el 16% al ovino y caprino.

En cuanto al pago redistributivo, ha explicado Begoña García que en la Sectorial se decidido que se disminuye una parte a todos los agricultores de una región y se da un pago a las primeras hectáreas. Esto supone, según la consejera, «una redistribución mejor de las ayudas entre las explotaciones, de tal manera que las más dependientes de las ayudas, las pequeñas y medianas, van a tener más apoyo. Estas explotaciones son en su gran mayoría familiares, y los titulares son profesionales de la agricultura, medida que se ha apoyado desde la Junta de Extremadura».

Ha resaltado la responsable de Agricultura de la Comunidad Autónoma otra medida por la que se duplica el importe del pago complementario para jóvenes agricultores - del 50 por ciento del pago básico al 100 por cien en las primeras 90 hectáreas-, y, en el caso de mujeres jóvenes, en un 15 por ciento adicional.

La consejera ha dado especial relevancia a este incremento de la ayuda a los jóvenes tanto por el relevo generacional, porque es la región que más jóvenes están incorporando en porcentaje a la reserva nacional del pago único básico, como por la discriminación positiva para las mujeres.

Begoña García ha destacado que el campo extremeño es cada vez más sostenible y moderno, por lo que se verá favorecido por la nueva PAC. «Este Plan Estratégico asegura una política agraria común más ambiciosa que también se preocupa por el clima y el medio ambiente. En ese marco, Extremadura gana. Nuestro campo gana», y ha anunciado que trasladará toda la información de este acuerdo «con luz y taquígrafos a todos los sectores implicados».