AGRICULTURA Y COMERCIO

«Pagar por no cultivar las tierras hace mucho daño»

Pérez en el almacén de Frutas y Verduras Atalaya. /e.g.r.
Pérez en el almacén de Frutas y Verduras Atalaya. / e.g.r.

Óscar Pérez Gilarte, mayorista de fruta y verdura, se muestra crítico con las subvenciones que la Unión Europea concede a los agricultores para que dejen de producir tabaco

E.G.R.

Este empresario de Talayuela está dispuesto a que su empresa de distribución de fruta siga creciendo, y lo hará con la producción de sus propias hortalizas, evitando así tener que comprarlas en otros puntos de España.

-Comenta que procede de una familia de agricultores...

-Así es. Mis padres eran tabaqueros y pimenteros para pimentón.

-¿Donde tenían la explotación?

-Cerca de Arroyo de Santa María. Teníamos cuatro hectáreas y media propias y otras tres alquiladas, allí empecé a trabajar cuando tenía 16 años de edad, hasta los 19. Entonces mis padres lo dejaron y me fui a trabajar de jornalero a la finca Centenillo, otros cinco o seis años.

-¿Por qué no siguió con la explotación familiar?

-No se, era muy joven aún y me fui a probar otros trabajos. También estuve de camionero, con el butano,... y finalmente al sector hortofrutícola con Frutas Derecho.

-Hasta que decidió abrir su propio negocio...

-Pues sí, vi que podía mejorar mi situación y me lancé a por ello. En año 2013 abrí, junto a otros dos socios, Frutas y Verduras Atalaya. Empezamos con un pequeño almacén en Talayuela y ya vamos por la tercera ampliación. La verdad es que no me puedo quejar, ahora somos 13 personas trabajando, cumplo con mis deudas, con mis obligaciones,... [ríe].

-¿Donde adquiere el producto que luego distribuye?

-Compro fruta y verdura de toda España, también algo de Portugal, y la reparto por las comarcas de Campo Arañuelo, Ibores, Jara y algo de Ávila y Toledo.

-Afirma que casi toda la verdura y hortaliza llega de lejos, a pesar de encontrarnos en una zona eminentemente agrícola...

-Sí. Aquí no hay hortelanos que te puedan abastecer. Tenemos que traerlo casi todo de Mercamadrid, que a su vez llega de Murcia, Almería, Zaragoza e incluso Portugal. Aquí solo podemos comprar los tomates.

-¿Por qué?

-Porque estamos en un sitio en el que el tabaco reina. Y por otro lado está el asunto de las subvenciones. Eso de que den dinero a un agricultor por no producir tabaco y obliguen a que las tierras estén paradas... eso hace mucho daño a la zona, es una política que no tiene ni pies ni cabeza. De hecho nosotros estamos pensando ya en una nueva ampliación, en ser productores también, y nos está creando problemas.

-¿También van a producir su propio producto?

-En eso estamos, es un proyecto a medio plazo, a uno o dos años. Queremos ser agricultores para producir nuestras propias verduras y hortalizas, porque así serán de más calidad y tendremos un suministro más estable. Cultivaremos coliflor, repollo, acelga, cebolla, etcétera. De todo menos fruta, porque en la zona de Badajoz hay mucha y no tendría sentido ponerla aquí, ya estamos bien surtidos.

-¿Por qué sería de más calidad la producida aquí?

-Los productos de la zona siempre son mejores, de más calidad. Una coliflor que aquí la recolectas por la tarde y al día siguiente la tienes en el supermercado. Sin embargo la que traigo de Mercamadrid cuando llega al consumidor lleva cuatro o cinco días dando vueltas por España, con el gasto que eso conlleva y la merma en la calidad.

-Señalaba que pagar al agricultor por no producir generaba problemas y daño a la zona. ¿Por qué?

-Pues porque no tiene sentido que esas tierras estén paradas, debemos aprovecharlas porque son buenas y no nos falta de nada. Tenemos buena agua, sol, un clima perfecto,... Sin embargo nosotros, que pensamos en ser agricultores, hemos preguntado a dueños de esas parcelas que están sin producir para alquilarlas y algunos nos han dicho que no las alquilan, que prefieren tenerlas paradas y cobrar la subvención. Y eso no genera ni mano de obra, ni riqueza ni nada. Por eso es malo para la zona.