LA OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Yo también soy Pasión

Yo también soy Pasión

BENE LUIS GALÁN

Formo parte de ese grupo de más de 100 personas que conformamos la Pasión en Talayuela, YO TAMBIÉN SOY PASIÓN, pasión por mi pueblo, pasión por la gente, pasión por la cultura, pasión por la calle. La pasión, ese sentimiento que nos convoca y nos mueve cada noche a reunirnos, a juntarnos, a unirnos con un objetivo común, a realizar algo que sabemos es GRANDE para nosotros.

Porque en un principio nos atrevimos a decir que lo hacíamos por los demás, ahora quiero confesarlo, no era verdad, no queríamos parecer egoístas a la luz de los otros, pero en el fondo no podíamos consentirnos perdernos esa emoción tan intensa que nos embargo el año pasado cuando salimos a escena y vimos Talayuela como estaba a rebosar de personas que querían escuchar lo que esa noche íbamos a contar y a representar.

A mí me costó llorar, y lloraba de emoción, como lo hago ahora cuando estoy escribiendo estas letras al recordarlo. Sé que muchos de mis compañeros lloraron también. Aquella noche fue mágica, y es verdad que a partir de entonces, lo que hacíamos por nosotros, lo ampliamos para con los demás, porque con el público se creó una alianza entre el respeto y la admiración mutua, que ahora llevamos en la piel como si de un tatuaje se tratase.

Es emocionante, se eriza la piel, cuando levantas la vista, y te miras vestido de una forma que no es habitual, en unas calles que son otros escenarios de los que frecuentas diariamente, llenos de personas que te observan y te miran, incluso con un brillo especial en sus ojos, hasta con ternura, y con un silencio atronador, y sabes que algo extraordinario está ocurriendo, y miras a tu compañero de al lado, que no te dice nada, que esta callado, pero sabes que está sintiendo lo mismo que tu, algo que nos desborda por dentro.

Ese sentimiento también es de pertenencia, de orgullo, de sentirte parte de un grupo, de un pueblo, algo que queremos sea arraigo, que nos identifique y que podamos transmitir a los jóvenes y a los niños y niñas, para que ellos puedan seguir con nuestra verdadera Pasión.

A TALAYUELA, le pedimos que nos acompañe el próximo Miércoles Santo, que vivan con nosotros toda esta pasión que llevamos dentro, y de la que ellos son parte, y a todos aquellos que quieran visitarnos y acompañarnos, los esperamos con los brazos y el corazón abierto para que tambien puedan decir y sentir: Yo también soy Pasión.